4 oct. 2006

Revolución en el CCH

Andaba leyendo Tokio Blues de Haruki Murakami hace unos días. Y además de que me agradó mucho la novela, me llamó mucho la atención una ecena en la que unos "universitarios" se meten a una clase a "informar" sobre los problemas de esa universidad y sobre un huelga que se debía hacer para resolver dichos problemas. Entonces pensé en dos cosas: La noción de que no sólo en México existen ese tipo de universitarios y ¿Por qué todo lo desean resolver con huegas?
Recuerdo que hace unos mese en mi honorable y desencantador CCH unos "universitarios" cerraron por un día la escuela en protesta por el cierre de las clases sabatinas para recursar. Algo curioso es que protestaron también cuando la escuela puso los sabatinos. Además: ¿No será que protestaban porque sólo así pasan todas las materias que deben? Es que en realidad son una bola de flojos, unos chamacos caguengues que juegan a la revolución. Digo, yo tampoco estoy conforme con muchas cosas, de hecho no estoy conforme con nada, pero busco y prefiero cualquier otro medio de solución que un movimiento armado. Y obviamente no me gusta que unos pendejos me dejen sin clases, aunque sea un solo día.
Habia llegado temprano ese día (cosa rara). Mi sorpresa fue ver las puertas cerradas con un chingo de gente afuera que le daba igual entrar o no. Me acerqué a la puerta e intenté pasar pero unos "universitarios" me detuvieron diciendo "¿a dónde vas?" "Pues a la escuela", respondí. "Nel, para qué, ¿para que te mariguanees?", me respondieron. Ya ven, el león cree que todos son de su calaña. Después de una discusión de cinco minutos la cual no tiene sentido rememorar uno de ellos culminó diciendo "pinche pequeño burgués de mierda". Y lo primero que pensé fue "ojalá". Ahí quedó todo. Ellos con su cierre y yo con mis medios de producción.
Al fin de cuentas, ahora soy conocido en la escuela, por promoción propia para hacer enojar a los "universitarios", como el pequebú.

No hay comentarios.: