22 jul. 2007

Mural

Vivo en un pueblo. Este pueblo está en la Ciudad de México. Casi a las afueras. Se llama San Nicolás Totoloapan. Totoloapan significa "tierra de totoles" pero nunca he visto uno por ahí. Ahí viven mayoritariamente gente de clase media baja y muchos campesinos de los cuales el 25 por ciento habla nahuatl. La minoría de la gente que vive ahí es gente de dinero y de entre esos hay muchos políticos. No sé porqué.

El otro día fui a cortarme el pelo (trasquilarme sería la palabra más apropiada dada la cantidad y tipo de pelo) a una peluquería del centro del pueblo. Aquí aún hay peluquerías y no sólo estéticas. Antes de entrar a la peluquería de faroles azules, rojos y blancos, fui a la plaza. Ahí hay un kiosoko, una biblioteca y la antigua alcaldía. La bibliteca parece como de novela de David Toscana. Nunca he visto una sola persona ahí dentro leyendo. Lo bello en sí del lugar es la alcaldía. La fachada es un mural a bajo relieve en el que se pueden ver campesinos con cruces en la espalda. Las cruces dicen TLC. También salen revolucionarios de principios del siglo XX luchando contra el Tio Sam que los ataca con calabazas del día de brujas. Quizás lo interesante del mural es que está lleno de frases significativas y muy dolorosas y certeras, frases políticas que buscan que la gente reflexione al leerlas. Sin embargo nunca las puedo recordar. Entonces me pregunto si lo mismo pasa con todos lo que ven el mural. ¿Verán el mural y se impactarán por el contenido, tomando no exactamente conciencia, sino lucidez de cierta situación para luego olvidarlo todo cuando se vayan? Quiero pensar que no. Seguramente no. Pero no lo sé. SIn embargo en Halloween casi no veo calabazas y demás parafernalia de cartulina adornando las puertas de las casas.

12 jul. 2007

Cassette

Este cassette es un Delorean
Es una máquina del tiempo

De repente es una tarde lluviosa
una canción que del destierro nace
la construcción de una ola
donde el pasado se forma como burbujas

Este cassette es una fotografía
//Un techo lleno de palomas//
Piedrecillas a medianoche
golpeando en la ventana
del cuarto de una chica linda
La ventana que nunca se abrió

A veces este cassette corre como Tsuru 98
//vuelo de golondrina blanca//
y pinta las paredes
con los colores de una casa vieja
donde nada cambió con los años


Por mí y no sé cómo se escribe casét.

7 jul. 2007

regreso

Al fin estamos de vuelta. Después de quién sabe cuánto tiempo he decidido volver a mi blog. Las razón porque he vuelto es muy sencilla: al fin volví a tener internet en (su) casa. Aunque también tengo que aceptar que por un tiempo no tuve la necesidad (necedad) de andar publicando en el blog. Ahora que las cosas cambian es bueno hacer bitácora. Otra razón fuerte que me lleva a estar aquí ahora es la posibilidad de que al fin se publique lo que sería mi primer libro. Eso me causa un poco de urticaria. Tal vez lo más importante alrededor del asunto son preguntas periféricas al acto de publicar o escribir: ¿tendré que seguir escribiendo? ¿porqué? ¿seguiré publicando (si se puede, si es meritorio) lo que escriba? ¿porqué escribo al fin de cuentas?
Por el momento tengo la seguridad de que hay muchas cosas que quiero decir. De igual modo creo que escribir es el mejor camino que he encontrado para hacerlo. Pero ahí vienen más preguntas: ¿y si lo que digo no tiene importancia; para quién, cuando? y si lo que quiero decir ya se dijo y no hay porqué repetirlo? Afortunadamente a esas preguntas sí he encontrado respuestas. Afortunadamente esas respuestas me funcionan. Afortunadamente esas respuestas sólo me deben funcionar a mí.
El hecho es que estamos de vuelta (a la manera de un mal inesesario), aunque nadie comente, aunque nadie me lea.